Secretariat y Caster Semenya

Secretariat y Caster Semenya

Si eres seguidor asiduo de la hípica debes conocer a uno de los protagonistas del post de hoy: Secretariat, el caballo más veloz de todos los tiempos. Sin embargo, puede que no conozcas aún a Caster Semenya, campeona olímpica en 800 metros lisos en Río de Janeiro 2016.

Secretariat, caballo purasangre estadounidense nacido en Virginia el 30 de marzo de 1970, fue campeón de la Triple Corona de Estados Unidos, pasados 25 años sin que nadie ostentara dicho título, estableciendo nuevos récords en los tres eventos de la serie, a saber: el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes.

Por otro lado, Caster Semenya es una corredora de media distancia nacida en sudáfrica el 7 de enero de 1991, fue bicampeona de 800 metros lisos en Londres 2012 y se coronó campeona olímpica de esta misma competición en Río 2016; ello, precedido de especulaciones sobre la posibilidad de que batiera el récord más antiguo de atletismo impuesto en 1983 por la atleta checa Jarmila Kratochvilova.

Caster Semenya

Pero ¿qué tienen en común este purasangre estadounidense y la corredora sudafricana?

El hecho de que Secretariat dejara a sus rivales 31 cuerpos atrás y que Caster cruzara, casi sin esfuerzo, la meta para consagrarse campeona olímpica no sólo se debió al intenso entrenamiento, la determinación y los sacrificios sin límites que caracterizan a los atletas sino también a la genética.

Secretariat heredó el gen del corazón grande lo que causó que el tamaño de su corazón fuera el doble del tamaño habitual en un caballo mientras que Caster nació con una condición biológica llamada hipoandrogenismo lo que significa que produce niveles de testosterona tres veces más altos de lo normal en una chica.

Según estudios científicos, tanto un corazón grande como niveles de testosterona más altos de lo habitual

garantizan una mayor resistencia y una mejor aptitud para la actividad física lo que se traduce en una clara ventaja competitiva respecto del resto de competidores. Se puede presumir entonces que la naturaleza jugó un papel muy importante en las victorias de estos atletas y que sin su intervención quizás los resultados no hubieran sido los mismos (algo que nunca podremos saber con certeza).

A pesar de la similitud de los casos, los protagonistas de nuestro post de hoy se enfrentaron a distintas realidades tras conocerse su ventaja respecto a los demás competidores y es que mientras Secretariat fue perpetuado con una estatua de bronce, inmortalizado en una película que lleva su nombre y admirado por todos; Caster ha sido sometida al escarnio público, discriminada y hasta suspendida de la competición.

Hoy en día existe mucha polémica respecto a las ventajas genéticas que permiten a un atleta destacar sobre el resto y, es por ello, que nos gustaría saber tu opinión respecto a las interrogantes que enunciamos a continuación:

1.- ¿Es el tamaño del corazón de un equino motivo suficiente para descalificarlo de una competición?

2.- ¿Es la producción endógena de testosterona mayor ventaja que una capacidad pulmonar por encima de la media?

Posted on 2016-11-19 0 4252

Leave a CommentLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.

Blog archives

Latest Comments

No comments

Blog search

QR code

Recently Viewed

No products

Menu

Compare 0
}